Proyecto Faenza

Artistas trabajando en colectividad

Marcello Castellani

Marcello Castellani pone a desfilar sus retratos deshilachándose como si estuvieran hechos de un tejido de lana, sobre el área del retrato solo los ojos y la boca guardan cierta dignidad, mientras lo que resta de la figura es parte de una transmutación que busca llevar la figura a otro nivel de existencia; la pintura abstracta y la figurativa convergen en un todo surreal que está a la vez moviéndose sobre la superficie y en el espacio que ocupa el lienzo. Sus retratos cuestionan al observador sobre su propia existencia mientras ésta es testigo de la destrucción de la forma y del desplazamiento de su apariencia habitual. El mismo abismo de soledad y ansiedad reflejado sobre el espejo por cualquiera de nosotros está ahora encarnado por un ser de otro mundo, hecho de óleo y tela, obedeciendo las intenciones del artista, mostrando vagos seños de esperanza para una humanidad sumergida en una era digital.

 

Castellani es un artista inserto en el afán y la pugna de la vida, haciendo a sus figuras frisar fuera de las dimensiones del lienzo, lejos de la rigidez del muro que soporta el pesado marco, delimitando la tela cargada de pinceladas energéticas e impastos de óleo, el resultado de su osada búsqueda por el accidente y el error que él cree son los únicos recursos válidos en el oficio de la creación artística, como el método que usa para encontrar nuevos senderos para sus impulsos creativos.  Sin embargo, tras todo el esfuerzo requerido en destruir la figura, el parecido del modelo y su esencia permanecen, conservados como un recuerdo evanescente de este mundo, que simultáneamente vive y muere, cambia y se desplaza, como todos nosotros.